Subscribe & Follow

martes, 25 de junio de 2019

BIZCOFLAN CON SEMILLAS DE CHIA

TRADICION EN NUESTRAS COCINAS


Dos recetas en una para un postres que ha ido mejorando con el paso del tiempo, hemos unido una base de bizcocho sin huevo, y con semillas de amapola, con la textura y el dulzor de un flan de huevo y caramelo, un postre que nos recuerda a los dulces que nos preparaban nuestras abuelas. 

Podéis utilizar cualquier receta de bizcocho que más os guste, no variará la receta original, yo he usado una receta de bizcocho de yogur sin huevo, me gusta hacer postres lo más ligeros posibles, y evitar añadir huevos en el bizcocho es una opción buena para no recargar las calorías del postre.

Además al añadir semillas de chía aumentamos los nutrientes saludables en un postre que además de rico es sano.

INGREDIENTES


Caramelo

1 cucharada de zumo de limón
6 cucharadas de azúcar

1. Ponemos los ingredientes en una cazuela pequeña, a fuego medio, hasta que logremos un caramelo dorado oscuro.

2. Cubrimos el molde elegido con el caramelo obtenido.

Flan de huevo

4 huevos
100 gr. azúcar moreno (panela)
500 gr. leche semidesnatada

1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix, programamos 10 seg/vel 3, mezclamos.

2. Echamos la masa del flan sobre el molde con el caramelo. Reservamos.

Bizcocho 

1 yogur natural
1 vaso de yogur de aceite
1 vaso de yogur de leche semidesnatada
4 vasos de yogur de harina
2 vasos de yogur de azúcar moreno (panela)
1 sobre de levadura química 
1 cucharadita de aroma de vainilla
Semilla de chía

1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix, excepto las semillas de chái, mezclamos programando 25 seg/vel 4.

2. Añadimos las semillas de chía mezclando con una espátula.

3. Echamos la masa del bizcocho sobre el molde reservado con el caramelo y la crema de flan. 

4. En este paso, comprobaréis que las masas no se mezclan,  metemos el molde en el horno sobre una bandeja con agua, previamente precalentado a 180º, con ventilador arriba y abajo, durante 30 minutos, aproximadamente, o cuando comprobéis con un palito que este sale limpio.

Cuando el bizcoflan este frío podéis desmoldarlo, y comprobareis que la masa de bizcocho a parte de crecer, se ha ido al fondo del molde al hornearse, y sobre ella quedará la crema jugosa de flan, y este con una dorada y rica cobertura de caramelo. 








Y lo que más me gusta de estos postres, es lo que reflejan estas imagénes, donde vemos un postre tradicional con aire vintage.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares