Subscribe & Follow

jueves, 1 de agosto de 2019

TARTA DELLA NONNA, sin lactosa

Porque todo el mundo tiene derecho a disfrutar de un buen postre, os traigo la versión sin lactosa, de una de las tartas más famosas de Italia.  La tarta della nonna es una receta tradicional de las abuelas italianas, la típica receta que perdura en tiempo, generación tras generación.

Es una tarta muy suave y delicada, con base crujiente y relleno cremoso, con sabor a vainilla. Os encantará os lo aseguro, además, es un postre con el que siempre quedaréis bien.  

INGREDIENTES


Crema
750 ml leche vegetal
3 huevos
150 gr. azúcar
150 gr. harina
Cáscara de limón
Masa
3 huevos
150 gr. azúcar
120 ml aceite de girasol
1/2 cucharadita de levadura royal
Aroma de vainilla
500 gr. harina

1. Primero preparamos el relleno, ponemos en una cazuela la leche con la cáscara de limón, a fuego bajo, hasta que hierva, mientras tanto, batimos los huevos con el azúcar y la harina. 

2. Cuando la leche empiece a hervir, añadimos la crema de huevos, y sin dejar de remover con las varillas, mantenemos a fuego bajo, hasta que la crema empiece a espesar. Hay que evitar que salgan grumos, por eso no dejéis de remover suavemente, una vez espesa, reservamos.

3. En un bol, o robot de cocina, yo utilizo el robot de cocina para este tipo de masa, con la varilla de amasado, echamos los huevos, el azúcar, el aceite, la levadura, la vainilla, removemos bien todo para luego añadir la harina, poco a poco, mientras se va incorporando, el robot sigue amansando, una vez obtenida una masa compacta, hacemos una bola, envolvemos en film transparente, y dejamos en el frigorífico 30 minutos. 

4. Una vez reposada la masa, sacamos del frigorífico, dividimos la masa en dos,  extendemos con un rodillo, enharinamos el molde, cubrimos con una de las masas, rellenamos con la crema anterior, y con la otra parte de las masa, extendemos y cubrimos con cuidado sobre el relleno, sellando los bordes.

5. Horneamos 45 minutos a 175º,  una vez fría, servimos espolvoreada con canela en polvo o azúcar glas.

Podéis decorar también con piñones o almendra, a mi me gusta mucho servirla con fruta, esta vez, la he servido con manzana asada con melaza y chía. El toque afrutado nunca debe faltar en un postre. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares