Subscribe & Follow

martes, 24 de septiembre de 2019

TARTA DE ZANAHORIA, sin huevo y sin lactosa

Carrot cake, la famosa tarta de zanahoria de origen americano, que incluso tiene su día conmemorativo, el 3 de febrero, pero como yo soy una apasionada de este postre, me gusta preparar esta tarta con ese sabor especiado que recuerda a los sabores del otoño, por eso damos la bienvenida al otoño, preparando una tarta de zanahoria especial, sin huevos y sin lactosa. 

INGREDIENTES


6 zanahorias
2 yogures vegetales 
115 ml aceite de girasol
100 gr. mantequilla vegetal
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de jengibre en polvo
125 gr. azúcar moreno o panela
75 gr. miel de romero
275 gr. harina leudante

Frosting de queso:

1 tarrina de queso de untar
1 yogur de coco
Azúcar glass
Nueces picadas

1. Pelamos la zanahorias y troceamos,  reservamos.

2. En un bol, mezclamos, el aceite, la mantequilla fundida, las especias, los yogures, el azúcar y la miel, batimos un par de minutos, utilizando la batidora de varillas o robot de cocina.

3. Añadimos las zanahorias troceadas a la masa, mezclamos levemente. Añadimos la harina, y batimos un minutos con las varillas, lo justo para integrar la harina a la mezcla. 

4. Forramos un molde desmoldante con papel de hornear, echamos la masa, horneamos con calor arriba y abajo, a 180º, recordad cubrir el molde por fuera con papel de aluminio o cinta de horneado, así el bizcocho crecerá recto y parejo por todos sus lados, evitando así la típica montaña de los bizcochos. 

5. Para hacer el frosting batimos  el queso, el yogur y el azúcar glass, podéis añadir azúcar glass a vuestro gusto, lo suficiente para que el frosting adquiera una textura espesa.

6. Decoramos con el frosting y las nueces picadas. 












La mezcla de especias hace de esta tarta un exquisitez, el bizcocho por si sólo no es nada dulce, la miel de romero le da un sabor extra que combinada con las especias intensifica su sabor, al sustituir el huevo por los yogures vegetales, conseguimos que la textura de la tarta sea esponjosa y húmeda. 

El coco es una buena opción para añadir al frosting, ya que combina muy bien con las especias, pero si no tenéis yogur de coco, otra buena opción sería yogur de limón o de almendras o avellanas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares